Posts etiquetados ‘obstaculos’

Lo que aprendí en un 5K

Publicado: 1 febrero, 2016 en reflexiones diarias
Etiquetas:, ,

Hace casi un año comencé a ejercitarme de forma más frecuente, así que comencé haciendo Crossfit Training dos veces por semanas y paulatinamente comencé a agregar corridas en los días que no me tocaba entrenamiento. Con disciplina fui ganando energía, disciplina y resistencia. Generalmente en mis corridas alcanzaba los 4.5 kilómetros y para mí eso era suficiente, era pasar de nada a mucho y en poco tiempo. Llegó el 2016 y era el momento perfecto de ponerme a prueba. Se anunció la carrera “Jóvenes Defensores de la Vida 5K”, una carrera benéfica y me ofrecieron participar como voluntario en el equipo de ayuda, pero dentro tenía el deseo de hacer la carrera, así que decidí ser voluntario con la promesa de integrarme al equipo luego de terminar el recorrido.

Llegó el día y tenía una mezcla de muchas cosas, ansiedad, miedo, impaciencia. Comencé a calentar un poquito en lo que comenzaba la corrida oficial. Por temas logísticos y por ser parte del equipo de apoyo, tuve que salir antes de la señal oficial y durante mi recorrido conecté con muchas cosas que había leído en libros de crecimiento personal, que mis mentores me habían dicho, pero son de aquellas vivencias que no se aprenden en libros ni porque otro te lo diga, sino que lo comprendes cuando lo experimentas en cuerpo y alma.

Esto es todo lo que aprendí en tan solo 5 Kilómetros:


  • armatucoso-y-cual-era-tu-excusa-1922077Tan pronto comencé el recorrido lo primero que me pregunté fue: “Faltará mucho para llegar a la meta?”. Es impresionante cómo antes de dar los pasos iniciales me encontré pensando en el final no bien había alcanzado la marca de los 50 metros y peor aún, como esto mismo se traduce a todo aquello que queremos lograr. Quisiéramos escribir un objetivo y tan pronto terminamos de plasmarlo nos gustaría sentir que ya logramos todo lo que nos propusimos. Si bien es cierto que definirlo es un gran paso, lo innegable es que para alcanzar cualquier cosa, hay un camino que recorrer, en mi caso eran 5 kilómetros.

 

  • Mis entrenamientos consistían en sesiones alternas entre correr y caminar. Cuando llegué corriendo sin parar a la marca de 1.5 kilómetros me dije: “Lo has hecho muy bien hasta ahora, si quieres ya puedes dar el recorrido por terminado”. Es muy fácil dejarse seducir por pensamientos como éste, pensar que con una parte del camino recorrido, todo está hecho y es sin embargo, la parte en la que se pone más interesante el viaje. Nunca hay que darse por vencido aun cuando a mitad, lo hayamos hecho bien.
  • SDFSDFSDGEn el punto de retorno, 2.5 kilómetros, medio camino recorrido, tocaba hidratación y nuevamente la seducción de quedarse allí, rendirse a la mitad de la meta. Te lo planteas seriamente cuando miras que la mayoría de los que están a tu alrededor son atletas con mucha mejor preparación y que para ellos 5 kilómetros son como subir y bajar unas escaleras, y tiene todo el sentido del mundo rendirse ante esta realidad, pero ahí entendí que no se trataba de competir con nadie, era yo contra mi mismo y mi marca habitual de 4.5 kilómetros que implicaba dar una milla extra, implicaba dolor, sacrificio, sudor y lágrimas, y eso cuesta todo lo que tiene valor en esta vida.
  • Completé el recorrido total en 53 minutos [aunque línea meta dice otra cosa] a mi ritmo, de acuerdo a lo que he aprendido en mis entrenamientos, retándome a dar un poquito más, esforzándome un poquito más, pensando en que al final lo importante es completar lo que uno se propone aunque le cueste.

 

Esta fue la primera carrera de muchas que voy a recorrer y espero poder seguir aprendiendo lecciones para compartir.

5 kilómetros es una gran distancia si se sabe aprovechar y sacar lo mejor. Nada es tan grande como para no intentarlo.

Esperando ser un instrumento de ayuda para ti

IMG_20160131_185824

Happy Running!

Juacko

El empedrado

Publicado: 3 octubre, 2013 en reflexiones diarias
Etiquetas:, ,

 yohua1 Caminaba yo en mi paseo por una calle ligeramente cuesta arriba, con muchas piedras con sólido pavimento firme en su suelo aunque irregular en la pisada.

  Bajando en dirección opuesta a mí, venía una madre con su bebé en el coche de niños que daba tumbos sobre las piedras, con lo que el bebé lloraba a gritos y su mamá se quejaba en su nombre: «Las piedras son malas y le sacuden a mi niño. ¡Malas, malas! Ya verás cómo las castigamos cuando nos escapemos de ellas». Y empujaba el cochecito dando traspiés con su mal humor y sus brazos rígidos. El niño seguía llorando.

  Seguí andando, y otra madre con otro bebé en su coche bajaba por la misma cuesta dando los mismos tumbos sobre el mismo irregular pavimento. Pero la madre le cantaba al niño con alegre ritmo, y el bebé iba pegando saltos en el cochecito, riendo y cantando a tono con los tumbos: «Bumpati bum, bumpati bum…», y su madre reía con él y los dos disfrutaban.

Pensé para mis adentros. Las piedras son las mismas, y un bebé llora y el otro canta al pasar por ellas.

no-es-lo-que-te-pasa-sino-como-reaccionas  Las cosas son las mismas, y unos las toman bien y otros mal. Una madre canta, y la otra protesta. ES LO QUE HACEMOS EN LA VIDA.

  Tal como dice Antoine de Saint-Exupéry, el autor de «El principito», «El hombre solamente se descubre a sí mismo cuando se mide contra un obstáculo».

  Nuestra naturaleza como seres humanos hace que solo nos movamos cuando es necesario. Mientras todo va bien, disfrutamos de la tranquilidad de nuestras vidas. Pero no debemos olvidar que estos periodos son de descanso. Ya que cuando, indefectiblemente, aparece un obstáculo, debemos movernos, avanzar y aprender. La lección está ahí; es nuestra oportunidad para hacer uso de ella.

Así, cuando aprovechamos la crisis para reflexionar, hacemos como el viejo burro al que intentaron enterrar vivo en un pozo. Según cuenta un antiguo relato, un día el burro de un campesino se cayó en un pozo, al no poderlo sacar, intentaron enterrarlo; el animal, en lugar de permitir que las paladas de tierra lo sepultaran poco a poco, se movía de tal forma que la tierra que le tiraban se iba depositando bajo sus patas. Al final, el nivel del suelo había subido tanto que había cubierto el pozo, por lo que el burro pudo salir de un brinco, feliz y resuelto.

¿Qué hubiera sido del animal si, en vez de afrontar el problema, hubiera permanecido inmóvil sintiéndose maltratado injustamente?

Atardecer_3  Cuando estamos en el interior del pozo, pensamos que nunca volveremos a ver la luz. Pero la luz siempre está fuera, esperándonos. La vida va a echarte tierra, de todo tipo… El truco para salirse del pozo es sacudírtela y dar un paso hacia arriba. Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba. Si buscamos, siempre encontraremos la manera de salir adelante.

Es muy importante recordar que:

«No es posible asegurar el futuro. Sólo es posible perder el presente».

Aunque suene a conocido, es verdad que nada dura eternamente en esta vida, ni lo bueno ni lo malo. La vida no se detiene, y las crisis abruptas nos lo demuestran, pues, ante nosotros, aparecen nuevas opciones. Siempre que acaba un cuento, puede empezar otro. Nadie nos garantizará que el siguiente será mejor que el anterior, pero seguro que será diferente, nos enseñará cosas nuevas y nos permitirá experimentar vivencias distintas. Además, y sin lugar a dudas, nos habremos hecho personas más sabias. Por eso «no importa lo que nos suceda sino como reaccionemos».

«Todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada».

«La vida no será la fiesta que todos deseamos, pero mientras estemos aquí, debemos bailar» .

La felicidad tiene que comenzar contigo y desarrollarse en ti. Nadie, atiéndeme bien, ninguna cosa y ninguna relación puede crearla, solo TÚ.

No olvides sonreír y contagiar al mundo con el virus de la felicidad..

GRR

frases-jueves-e1372346088806

2/Septiembre/2013

Publicado: 2 septiembre, 2013 en reflexiones diarias
Etiquetas:,

Historia125  Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino.

  Entonces se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda roca

  Algunos de los comerciantes más adinerados del rey y cortesanos vinieron y simplemente le dieron una vuelta.

  Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra grande del camino.

 

  Entonces un campesino vino, y llevaba una carga de verduras. Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en el piso y trató de mover la roca a un lado del camino.

 

 

Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró.

 

  lavidatepondrobstculos Mientras recogía su carga de vegetales, notó una cartera en el suelo, justo donde había estado la roca. La cartera contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

  El campesino aprendió lo que los otros nunca entendieron:

Cada obstáculo presenta una oportunidad para mejorar tu condición.

No te rindas, que la vida es solo esto; continuar el viaje y perseguir tus sueños, pese a todo cuanto pase en tu camino. Cualquier tonto puede criticar, condenar, y quejarse, pero se necesita carácter y dominio de uno mismo para comprender y perdonar.

Si te está costando alcanzar tus sueños, es porque el universo te está poniendo a prueba para saber si los mereces o no. No desistas y se como el campesino, todo lo que vale la pena exige cierto sacrificio pues de lo contrario todos estarían en la cima y no sería estimulante alcanzarla.

Haz la diferencia!!

Feliz inicio de semana, en el que puedas hacer todo lo que te propongas, quieras y necesites hacer, Dios está contigo.. Que mas necesitas?

armatucoso-tarea-para-hoy-lunes-944280

GRR