el niño y el piano

Publicado: 9 enero, 2014 en reflexiones diarias
Etiquetas:,

Pianop2 Deseando dar ánimo a su joven hijo para que progresara en el piano, una madre llevó a su pequeño a un concierto de Paderewski.

Después de sentarse, la madre vio a una amiga en la platea y fue a saludarla. El pequeño cansado de esperar se levantó y comenzó a recorrer el lugar hasta que llegó a una puerta donde estaba escrito “PROHIBIDA LA ENTRADA”.

Cuando las luces se apagaron y el concierto estaba a punto de empezar, la madre regresó a su lugar y descubrió que su hijo no estaba allí. De repente, las cortinas se abrieron y las luces cayeron sobre un impresionante piano Steinway en el centro del escenario.

Horrorizada, la madre vio a su hijo sentado al teclado inocentemente, tocando las notas de… “Mambrú se fue a la guerra”

En aquel momento, el gran maestro de piano hizo su entrada, rápidamente fue al piano y susurró al oído del niño, “No pares, continúa tocando”.

Entonces apoyado, Paderewski extendió su mano izquierda y empezó a llenar la parte del bajo. Luego, puso su mano derecha alrededor del niño y agregó un bello arreglo de melodía. Juntos, el viejo maestro y el joven aprendiz transformaron una situación embarazosa en una situación maravillosamente creativa.  La gente gritaba de la emoción al ver tan fascinante espectáculo.

Dios nos ha dado la capacidad creativa de transformar nuestras malas situaciones y malos momentos, en una bella nota melódica de “Mambrú se fue a la guerra” en vez de quejarte y ponerte a llorar en momentos donde las cosas no salen bien, usa tu creatividad para sacar algo mejor, una experiencia, un bello o gracioso recuerdo que luego nos hará reír en fin.

No permitas, que “lo que los demás van a pensar” arruine la oportunidad que la vida te presenta en este momento de probar nuevas sensaciones, descubrir nuevas emociones, y aprender nuevas habilidades, permítete fallar y aprender de tus errores.

cuando tenia la oportunidad de dar monitorias en la facultad de medicina de INTEC, siempre les decía a los muchachos, que no hay preguntas estúpidas, sino mas bien estúpidos que no preguntan, pues aun  cuando quienes te rodean puedan burlarse de tu inquietud, muchas veces sucede que no tuvieron el valor de preguntar y se quedan con esa laguna, que al menos en el campo de la medicina, puede llegar a costar una vida.

GRR

Feliz Jueves!!

52475_tarea_para_hoy_jueves_suena_lo_que_quieras_sonar

 

Anuncios
comentarios
  1. Anónimo dice:

    Gracias Gari!

Comentar es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s