El orgullo

Publicado: 7 marzo, 2014 en reflexiones diarias
Etiquetas:

 Michigan_J_Rana_thumb[1] Una rana se preguntaba cómo podía alejarse del clima frío del invierno. Unos gansos le sugirieron que emigrara con ellos. Pero el problema era que la rana no sabía volar. “Déjenmelo a mí -dijo la rana-. Tengo un cerebro espléndido”.

Luego pidió a dos gansos que la ayudaran a recoger una caña fuerte, cada uno sosteniéndola por un extremo. La rana pensaba agarrares a la caña por la boca.

A su debido tiempo, los gansos y la rana comenzaron su travesía. Al poco rato pasaron por una pequeña ciudad, y los habitantes de allí salieron para ver el inusitado espectáculo.

Alguien preguntó: “¿A quién se le ocurrió tan brillante idea?” Esto hizo que la rana se sintiera tan orgullosa y con tal sentido de importancia, que exclamó: “¡A MI!”.

Su orgullo fue su ruina, porque al momento en que abrió la boca, se soltó de la caña, cayó al vacío, y murió.

BE18V4xCMAAfW6E  Hay ocasiones en que la falta de humildad o el exceso de orgullo, pueden echar abajo los planes más excelentes.

Una de las más grandes enseñanzas de Jesús fue la humildad, bastante perdida en estos tiempos.

Dale gracias a Dios por tus éxitos, pero recuerda que TODO lo que tienes te lo ha dado El, quién nunca te olvida y siempre te espera.

Nunca te jactes de las cosas que tienes o sabes, pues otros saben de otras cosas que tú ni siquiera imaginas.

Sé humilde y nunca te creas más que los demás.

Por muchos años he vagado a través de un laberinto de ideas conflictivas, tratando de imaginar cómo ser humilde sin perder el respeto por mí mismo y cómo estar orgulloso sin perder mi sentido de humildad. La mayoría de las veces, como mucha gente que he conocido, he rebotado de acá para allá entre la arrogancia y la auto degradación, con todas las variantes intermedias, antes de descubrir finalmente de qué se trata realmente todo esto.

tumblr_m1g3gfiEmt1r7n17uo1_500_large En la Grecia antigua uno de los peores pecados que se podían cometer era el de hubris, una forma excesiva de orgullo conocida también como arrogancia. La forma más seria de ésta era pensarse como igual o mejor que los dioses. Existen muchas historias en la mitología Griega sobre mortales cuya hubris causaba que los dioses los derribaran de una bofetada. Esto se tradujo socialmente en el peligro muy real de ser derribado duramente por aquellos que representaban a los dioses, tales como sacerdotes, reyes y oficiales del gobierno si alguien se atrevía a pensar que era un igual o, en especial, si se creía mejor que ellos.

Como si eso no fuera lo suficientemente malo, el problema empeoró cuando la palabra, hubris, quedó fuera de moda y fue reemplazada por la palabra orgullo, cuyas definiciones en el diccionario son muy contradictorias. Finalmente estamos en un punto hoy en día donde es bueno estar orgulloso y es malo estar orgulloso. Existe una forma de salir de este dilema?.

El orgullo verdadero tiene que ver con el reconocimiento y el respeto por quién eres y por lo que puedes hacer, sin ninguna confirmación o aprobación externa. El falso orgullo tiene que ver con pretender que eres más de lo que crees que eres y que sabes más de lo que crees que sabes. Esta clase de orgullo casi siempre necesita confirmación o aprobación externa para encubrir un sentimiento interno de inadecuación. Conste que no estoy diciendo que la confirmación o la aprobación externa sean algo malo. Es sólo una medida de falso orgullo cuando no puedes sentir ningún respeto por ti mismo sin ellas.

 orgullo Otro aspecto del falso orgullo es la arrogancia. Esto es cuando pretendes que eres mejor que otros en cuestiones que no pueden ser medidas a través de habilidades. Una cosa es ser mejor que otro respecto de una habilidad y otra cosa completamente distinta es necesitar que otros lo reconozcan o pretender que de alguna manera tu nivel de destreza te convierte en un tipo de ser humano superior. Notarás que una y otra vez digo “pretender”. Esto se debe a que no importa cuán buena sea una persona actuando como superior, porque en el grado en que él o ella necesiten validación externa de dicha superioridad, esa persona está pretendiendo. Alguien con orgullo verdadero puede o no ser una persona superior, pero eso no tiene importancia para ella.

El orgullo interviene más aún que la bondad en nuestras represiones a quienes han cometido algún error, y les reprendemos más que para corregirles, para convencerles de que estamos exentos de él.

Feliz Viernes!!

GRR

12398_tarea-para-hoy-viernes-se-fuerte-cuando-te-sientas

Anuncios

Comentar es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s