Dios no patrocina la basura

Publicado: 3 marzo, 2014 en reflexiones diarias


Eran alrededor de las 8:00 pm. Termine de cenar, recogí los desperdicios y eche la basura en el zafacón de la cocina. Estaba muy cansado y tenía que salir fuera de la ciudad al otro día temprano. El reloj despertador no quiso funcionar, así que se me hizo tarde, salí de prisa y olvide sacar basura.

Regrese tres días después y al abrir la puerta pude percibir un pequeño mal olor que acrecentaba según me acercaba a la cocina. Inmediatamente me di cuenta que se me había olvidado sacar la basura antes de irme.

Usted me dirá: “Caramba, que descuidado es”. Justamente es lo que le digo a usted. Guardar basura por días produce mal olor, pero también guardar sentimientos negativos en tu corazón también produce mal olor.

Muchas veces damos a entender que todo paso, que perdonamos, que todo quedo en el olvido, pero dejamos sentimientos negativos guardados muy en lo profundo de nuestro corazón que a veces ni creemos que están allí.

Y ese sentimiento se pudre, produciendo en nosotros otros sentimientos aún peores. Y son tan sutiles que la mayoría de veces ni sabemos que los tenemos. Mantener un corazón limpio es como mantener una casa arreglada y olorosa donde todos quieren estar.

Saca la basura, un corazón contaminado por malos sentimientos es algo que nadie quiere cerca. Aprende a perdonar pero sobre todo a olvidar. No acumules nada en tu corazón, que tú serás el único perjudicado. Mantenlo libre, limpio y saludable, así será buen refugio para los que amas

 

¿Sabes que se necesita para ser mamá?

 

Bueno podrías darme argumentos como: para ser mamá primero se necesita ser responsable, tener madurez física como intelectual, planificar bien….etc.

Pero la verdad básicamente lo que se necesita para ser mamá es un “papá”. ¿Cierto?

Bien ahora que ya sabemos lo que se necesita para ser mamá dime, ¿Cómo se hace un bebé?.

Bueno para nadie es un secreto que para engendrar un bebé ambos padres aportan células importantes.

¿Cuáles son?, Correcto.

La madre aporta algo que se llama óvulo y el papá aporta algo que se llama esperma en el cual viajan los espermatozoides.

Ahora bien, luego de esta introducción…..dime ahora….

¿Cuántos Espermatozoides compiten para llegar al óvulo de la madre?

….uno, dos, diez,…..¿cuántos?,

¡correcto!….millones, tras millones, tras millones.

¿Hasta aquí estamos de acuerdo?, correcto, ahora dime… de esos millones que compiten, ¿cuantos fecundan el óvulo?, medio millón, diez, doce, cinco?…dime…¿Cuántos?, permíteme recordártelo

UNO….el más capaz el más rápido, el más fuerte, el que le ganó a esos millones.

¿Sabes?. En esa carrera no hay premio para el segundo lugar… es decir de millones sólo uno alcanza el premio de la vida, el campeón o la campeona. Es decir… TU.

Desde el momento en que eres concebido en el vientre de tu madre ya traes la casta de campeón o campeona, ya eres un ganador..

Dios no patrocina fracasos.

Si Dios que es el Señor de la vida quiso darte ese don, no es por un azar de la vida, tampoco por el fallón de un anticonceptivo, es porque él tiene un plan maravilloso para ti. Por eso cuándo tú dices: “yo no sirvo para nada, yo no sé por qué nací, yo soy lo peor, yo soy basura”… estás ofendiendo a Dios, porque Él te hizo a su imagen y semejanza. Dios…… no hace basura.

Eres importante, eres especial!.

No sé cuál es tu situación personal, desconozco cuáles son tus pensamientos, la forma en que ves el mundo, y las dificultades que estas atravesando, no pretendo decirte que tus circunstancias no son lo suficientemente fuertes para que estés en el estado que te encuentras. Porque si bien es cierto que hay personas en circunstancias peores y sonriendo como si nada, que podrían con criterio decirte que estás haciendo un océano en un vaso de agua.

Pero esa no es mi intención, porque cada quien tiene sus límites autoimpuestos, y cree que tiene idea de sus capacidades, por tanto no soy quien para juzgarte. Más bien quiero recordarte que lo importante no es cuantas veces caes, sino más bien cuantas veces te levantas.

Thomas Alva Edison. Cuando invento la bombilla precisó de más de 200 intentos ¨fallidos¨ a los cuales al concluir un día dijo (no he fallado 200 veces, más bien he descubierto 200 formas diferentes de cómo no alcanzar mi cometido, pues solo se necita una sola forma correcta.

No eres un error, tú eres valioso Cambiar lo que no puede aceptarse y aceptar lo que no se puede cambiar. He ahí el verdadero y único secreto de la felicidad. No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo soporte, por tanto deja de preocuparte por el desenlace, y comienza a vivir y disfrutar de la trama, porque sin importar cuan malo, grande, difícil, o imposible que parezca tu situación, 1) TODO TIENE SOLUCION 2) TODO OBRA PARA BIEN.

Esto segundo puede que sea difícil de digerir y ver al principio, pero si miras atrás, podrás darte cuenta que las situaciones más amargas y complicadas de tu pasado son las que te han dado la fuerza necesaria para sobrellevar lo que estás viviendo hoy.

Sonríe! Aprovecha la oportunidad que tienes frente a ti, pues si estás leyendo este mensaje quiere decir que estas cumpliendo con un requisito importante: ESTAS VIV@ y eso significa que tienes la bendición en tus manos de hacer algo diferente y de mejorar tu realidad.

Feliz Inicio de Semana!


Anuncios

Comentar es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s